Ventajas de la Termografía

Entre los beneficios que tiene el uso de imágenes térmicas para la programación de tareas de mantenimiento podemos tomar varios factores, entre los que se encuentran los siguientes:

Factores económicos:

  • Mantener sin interrupciones por roturas inesperadas la línea de producción, evitando costos extras, incumplimiento en los tiempos de entrega de la mercadería y pérdidas económicas vinculadas.
  • Evitar interrupciones inesperadas del suministro eléctrico que produzcan roturas en equipos, instalaciones.
  • Evitar reparaciones de urgencia donde se producen situaciones que atentan contra la seguridad de los operarios y que redundan en la mayoría de los casos en trabajos paliativos.
  • Evitar los costos económicos de reparaciones fuera del horario de trabajo (horas extras no programadas).
  • Favorecer el acopio de los elementos necesarios para realizar las tareas de mantenimiento evitando costos extras generados por fletes, compras, o pedidos de urgencia.

Factores técnicos:

  • Evitar roturas inesperadas, totales o parciales.
  • Permitir la programación de las tareas de mantenimiento y de reparaciones.
  • Controlar la evolución de la vida útil de los equipos, motores, tableros y cableado previendo las acciones necesarias para su mantenimiento o reemplazo, antes que se generen averías por desgaste mecánico, altas temperaturas, falsos contactos, número de ciclos excedido, etc.
  • Permitir a los encargados de mantenimiento confeccionar el “historial de máquina” para hacer un uso mas eficiente y económico de las mismas al prolongar su vida útil en las mejores condiciones productivas.
  • Este tipo de examen no es invasivo, no es necesaria ninguna intervención sobre los equipos dado que las imágenes se toman a distancia.

Porqué un monitoreo externo?

  • Es totalmente imparcial.
  • El informe constituye una herramienta de gran valor para el ingeniero/técnico encargado de la planta de producción, teniendo los datos para organizar las tareas de mantenimiento a futuro, delegando los trabajos a realizar en su ausencia.
  • Refleja en todos los casos la situación real permitiendo programar las acciones de mantenimiento necesarias.
  • Permite a la administración hacer un seguimiento de las tareas de mantenimiento programadas en tiempo y forma.
  • Permite a la administración hacer un seguimiento de los equipos sin tener la formación técnica necesaria.
  • Genera un historial de cada equipo donde se ve la evolución de los mismos.
  • No requiere ninguna inversión por adquisición de equipos de monitoreo térmico.
  • No requiere inversión en capacitaciones en el uso de estos equipos.
  • No requiere gastos mensuales por seguro de los equipos.
  • No requiere gastos por calibración de los equipos.
  • No ocupa personal en la toma de datos y en la generación de los informes.
  • Evita dudas y discusiones entre los operarios por los datos registrados.
  • No ocupa vehículos y recursos para los recorridos de monitoreo.

Estas y muchas otras ventajas son las que podemos lograr con un test termográfico periódico programado.